PROCESIÓN DE NUESTRO PADRE JESÚS  DE MEDINACELI EN ALCORCÓN

El  7 de abril, Viernes de Dolores, por tercer año consecutivo, abre las procesiones de la Semana Santa de Alcorcón del 2017,  la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno  de Medinaceli, que sale de la parroquia  de San Pedro Bautista.

A  las 19:15 comienza la procesión, con una temperatura  auténticamente primaveral;   las puertas de la iglesia  están  cerradas y se escucha   este diálogo: ¿Quién sois? Somos el Pueblo de Dios. ¿A quién buscáis? A Jesús Nazareno.  

Lentamente se van abriendo las puertas  y aparece la imagen serena  de Jesús, con su túnica granate  y Trono recién estrenados, que es acogido con un fuerte aplauso por el pueblo que espera en la plaza,  mientras suena el Himno Nacional interpretado por la Banda de Música del pueblo de Miguel Esteban, de Toledo.

La imagen es llevada a hombros por tres cuadrillas de “anderos”,  de 20 hermanos cada cuadrilla. Han sacrificado con mucho gusto,  tiempo personal  y familiar, para ensayar domingo tras domingo por la tarde; el Viernes de Dolores, antes de la procesión y durante la procesión,   era tal el nerviosismo de algunos de ellos   y  la emoción que se veía en  sus rostros, que casi  les impedía sentir el peso de la imagen de Jesús que llevaban    por las calles del Barrio.

Nos acompañaron en la procesión, el  Alcalde de la Ciudad Don David Pérez y varios Concejales del Ayuntamiento de Alcorcón, así como también hermanos sacerdotes de algunas de las 11 parroquias de nuestro Arciprestazgo.   A  lo largo del recorrido de la procesión fuimos haciendo el Viacrucis (orando por los cristianos perseguidos),  dirigido por el párroco Fray Juan Pedro Ortega y leído por los matrimonios de la parroquia.  Un momento emotivo para mi persona fue, cuando el capataz de la procesión me llamó para que diera en  la campana del paso, el toque de una de las alzadas de la imagen de Jesús. ¡Muchas gracias!

Es el momento de dar las gracias, una vez más, a todas las personas que han colaborado generosamente,  así  como a las Fuerzas de la Seguridad Ciudadana, para que todo el recorrido de la procesión haya salido perfectamente.

Sin duda que,  Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, al pasar por las calles del Barrio, habrá escuchado y acogido con amor,  las peticiones de los enfermos y personas mayores  que, desde sus casas y asomados a los balcones, desean la salud.

 Que la Semana Santa- 2017,  no  quede en un hecho histórico que sucedió hace 2000 años con la muerte de Jesús.  Este Jesús, al que hemos acompañado por las calles, atado de manos, coronado de espinas, flagelado y descalzo, sigue sufriendo y muriendo  hoy en tantas víctimas inocentes, simplemente por el hecho de ser cristianos.

Si con Él morimos, viviremos con Él.   

Fr. Amancio Pérez Arroyo, ofm

Testimonio de Anastasio Moreno (Andero de Ntro P. Jesús de Medinaceli)

 "El Señor nos llama y nos reúne, somos su pueblo, signo de unidad..."

Esta canción, que tantas veces cantamos en nuestras celebraciones litúrgicas, podría resumir lo que vivimos ayer en la parroquia de San Pedro Bautista y en las calles de Alcorcón, cuando fuimos convocados en torno al Señor para procesionar su bendita imagen bajo la querida advocación de Jesús de Medinaceli. Cientos de cristianos presididos por los sacerdotes de nuestra parroquia, y algunos más de parroquias vecinas que se unieron a nosotros, pudimos dar testimonio público de nuestra fe en Jesucristo al tiempo que íbamos haciendo el vía crucis, meditando especialmente sobre la dolorosa situación de tantos cristianos que en nuestros días son perseguidos por causa su fe.

Dice una de las estrofas de la canción: "Por todos los caminos nos sales al encuentro..." Pensaremos que somos nosotros los que vamos al encuentro del Señor, pero lo cierto es que es siempre Él quien da el primer paso, quien sigue, como con los discípulos de Emaús, haciéndose el encontradizo con nosotros. Y ayer quiso encontrarse con sus hermanos de Alcorcón, como si quisiera "devolver la visita" a tantos que cada viernes pasan por su capilla, aunque yo creo que Él lo tenía todo preparado para mostrarse especialmente a aquellos otros que permanecen ajenos a su Evangelio, a su mensaje de Amor de parte del Padre y brindarles su consuelo, su VIDA, su PAZ.

Sigue la canción: " tu pueblo se reúne, Señor, a bendecirte, a celebrar con gozo tu paso salvador..." ¡Y vaya si se reunió el pueblo para bendecirle y recibir su bendición! ¡qué multitud de personas le acompañó y se congregó a su paso durante las cuatro horas que duró la procesión!

Desde la privilegiada posición que me brindaba estar bajo los pies del Señor portando su paso, pude ver, casi diría oír, lo que tantas personas decían a Jesús con sus ojos fijos en Él... ¡cuánto amor! ¡cuantos ruegos! ¡cuánta gratitud percibí en aquellas miradas, en aquellas lágrimas imposibles de contener y que te conmueven el alma!. 

Jesús se vale, como en esta ocasión, de múltiples circunstancias para encontrarse con nosotros, sólo debemos estar atentos para descubrirle. Y digo mi privilegiada posición porque así lo vivo en mi interior, como un gran privilegio, pues me permite ser un poco los pies de Jesús para acercarse a los hermanos. Así también lo viven el resto de hermanos del grupo de portadores. Algunos somos amigos de muchos años en la parroquia, a otros he tenido la oportunidad de conocerles en el trascurso de estos tres últimos años, cuando nuestro párroco, fr. Juan Pedro, dócil y atento a la voz del Señor puso en marcha todo este precioso lío. Pero todos, los más viejos como los nuevos, lo sienten y manifiestan así: un privilegio, un detalle de amor del Señor para con ellos en esta llamada. En sus vidas también hay sufrimiento, tristeza, dolor, pero ponen "su fe en el hombro y la fuerza en el corazón", con inmensa alegría y gratitud, para ayudarle a llevar su consuelo a tantas personas.

Puedo decir que me siento orgulloso de formar parte de esa cuadrilla de portadores, de este grupo de hombres y mujeres que un día descubrieron el Amor de Dios en su vida y quieren mostrarlo públicamente llevando la imagen de su Hijo Jesús, el Nazareno, por las calles de nuestro pueblo.

Anastasio Moreno.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR