San Francisco de Asís 2017.

Saludo de Fr. Juan Carlos Moya, Ministro Provincial, con motivo de la Solemnidad de nuestro Padre San Francisco de Asís.

¡Feliz día para tod@s los que tenéis corazón franciscano!

Queridos hermanos, el Señor os dé la paz

Nos unimos todos los hermanos de la Provincia en este día de acción de gracias a Dios por la solemnidad de nuestro hermano y padre San Francisco de Asís. Como Provincia, también nos sentimos Orden que peregrina por este mundo unida a tantos otros hermanos y hermanas de la familia franciscana que, como nosotros, reconocen en San Francisco un modelo único para seguir las huellas de nuestro Señor Jesucristo.

Nuestra mirada a su conversión, como a su vida y tránsito al Padre, son estímulo que nos lleva a desear la renovación de nuestra vida yendo a la raíz del evangelio. Es el evangelio de Nuestro Señor Jesucristo el que transformó la vida de aquel joven comerciante de Asís en referente para quienes tenían anhelo de una experiencia de Dios viva y renovada. Así lo debió de entender el papa Inocencio III cuando confirmó a los hermanos la regla presentada: "Id con el Señor, hermanos, y, según Él se digne inspiraros, predicad a todos la penitencia. Cuando el Señor omnipotente os multiplique en número y en gracia, me lo contaréis llenos de alegría, y yo os concederé más favores y con más seguridad os confiaré asuntos de más transcendencia" (1C 33).

Como Orden, nacimos para entregar la vida por los demás mediante el testimonio de vida fraterna y el anuncio explícito de la palabra de Dios. Este testimonio y anuncio es el que revisaremos en breve en el Capítulo provincial, no con el fin de mirarnos a nosotros mismos, sino de recoger los anhelos de nuestros contemporáneos y llevarles la palabra de vida de parte de Dios que necesitan y que se nos pide entregar.

Pedimos a San Francisco que interceda ante Dios para que nos dé fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta a fin de vivir desde Él hacia la humanidad, particularmente hacia la más dolorida.

La fe, la esperanza y la caridad nos remiten directamente a la entraña de Dios. Es ahí donde se situó de manera inequívoca Francisco de Asís para vivir con pasión su relación con Dios y con toda la creación. Es ahí donde nosotros también nos queremos situar para dar gracias a Dios por el itinerario recorrido como Provincia de la Inmaculada, y para renovar nuestras fuerzas en este peregrinar exigente.

Dios nos bendiga con su amor en este día de San Francisco a todos nosotros, Hermanos menores, a todos los que comparten con nosotros la misión en nuestros colegios, parroquias, iglesias conventuales y demás plataformas pastorales; a nuestras hermanas Clarisas y Concepcionistas, a la Orden Franciscana Seglar y a toda la familia franciscana. A la vez, presentamos al Padre lo que se está viviendo en Cataluña en estos últimos tiempos y oramos por una altura de miras en pro de la convivencia pacífica.

Que esta celebración sea un momento de fraternidad y de evangelización intenso, y que podamos vivir siempre con gozo esta bendición de sabernos acompañados unos por otros en un Dios que nos ama incondicionalmente.

Recibid un abrazo fraterno.

Fr. Juan Carlos Moya Ovejero, ofm
Ministro provincial

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR