Paso difícil

Mateo (18,15-20)Evangelio según san Mateo (18,15-20)

 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»
Palabra del Señor

La batalla del amor no se suele dar en el terreno de los grandes principios, sino en el de los hechos concretos. Jesús baja hoy a este terreno de los hechos concretos. ¿Que pide el amor que hagamos cuando nuestro humano tiene un defecto, un pecado, que le hace daño a él, o puede ser un peligro para otros?
Lo más cómodo será dejarlo, no complicarnos la vida. Lo más frecuente suele ser pasar al cuchicheo: todo el mundo llega a saber el efecto del hermano, mientras que, tantas veces, él es el único que lo ignora. Y nos tranquilizamos diciendo: "allá él", "es su problema"! "¿Y a mí, que me cuentas?" Expresiones todas que denotan lo arraigada que está entre nosotros la insolidaridad. ¿Qué debe hacer en este caso el que ama de verdad?
Jesús va directamente al grano: "Si tu hermano peca, repréndelo a solas". Éste será siempre, por voluntad de Jesús, el primer paso que habrán de dar los miembros de esa comunidad fundada por Él. Quien no haya dado ese paso, no tendrá derecho a dar ningún otro. Corregir al hermano a solas, hacerle caer en la cuenta del defecto que tiene. Paso difícil. Paso que pone a prueba la calidad de una amistad.
Dependerá de él, desde luego, hacerte caso o no. Pero dependerá de ti hacer de tal manera esa corrección entre hermanos, que él pueda percibir, sin lugar a dudas, que lo has hecho empujado por el amor. No olvidemos que una verdad tirada a la cara con rencor o con desprecio, dejaría de ser verdad.
Extraña, pues, y no muy frecuente manera de amar al hermano: hacerle caer en la cuenta, solas, de su falta. Aún a costa de hacerle sufrir un poco. Aún corriendo el riesgo de ser malinterpretado. Aún a sabiendas de que, probablemente, tengamos nosotros defectos peores que el suyo. Primer paso, necesario siempre, lo pide el amor. Después, si el hermano se empecina y el asunto vale esa pena, podría darse otros pasos que numera Jesús como el de acudir a la comunidad donde Jesús está presente de una manera especial, por eso acudimos a la comunidad cuando el hermano no nos ha escuchado, ya que no ha reconocido la voz de Jesús en nuestra pobre voz, quizá lo reconozca en la de los hermanos reunidos, quizás así se de cuenta y se salve....
Pero hay una cosa que llama a la atención. En ningún momento, ni al final de la lista, habla Jesús de que el amor nos pida comentar los defectos del hermano a sus espaldas. Y es por ahí, desgraciadamente, por donde solemos empezar.
¡Que lejos estamos todavía de esta manera de amar¡ Habrá que ir cambiando muchas cosas. Amando más. Caminando.
¡Feliz Domingo!

¡Paz y Bien!

Encuentro 2017 entre el Definitorio gene …

17-11-2017

...

Continuar Leyendo

La participación franciscana en la COP23

16-11-2017

...

Continuar Leyendo

Carta del Ministro general por la primer …

15-11-2017

...

Continuar Leyendo

Una perspectiva para un humanismo cristi …

14-11-2017

...

Continuar Leyendo

Siervo de Dios Gregorio Fioravanti OFM

13-11-2017

...

Continuar Leyendo

Ite Vos  y un Carisma Franciscano compa …

10-11-2017

...

Continuar Leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR