• Inicio
  • Actualidad
  • En ruta por la Provincia. Monasterio Santo Espíritu, Gilet (Valencia)

En ruta por la Provincia. Monasterio Santo Espíritu, Gilet (Valencia)

Subimos por el levante hasta llegar al Monasterio de Santo Espíritu en Gilet (Valencia).

Es un convento antiquísimo, especialmente indicado para la soledad y el retiro, rodeado de montañas pobladas de pinos a unos 35km de Valencia. 

 Los hermanos atienden:

  • al culto en su iglesia conventual.
  • a la casa de Ejercicios Espirituales donde se programan Ejercicios espirituales, conferencias, celebraciones, retiros... Ver programa de actos para el presente curso.
  • al noviciado de los Franciscanos Menores de toda España.
  • a comunidades religiosas de Sagunto.

Se fundó el convento en 1402. La reina Dª María de Luna, consorte de D. Martín el Humano, solicitó del papa Benedicto XIII las licencias de fundación canónica.

El rey Juan II reedificó y amplió el convento y nombró en 1458 capellanes suyos a todos los religiosos sacerdotes de Santo Espíritu.

En 1547 los moros de Berbería asaltaron el Monasterio, degollando a dos de los religiosos en la propia iglesia. Al año siguiente comenzó la guardianía del Bto. Nicolás Factor (1548-1551), quien con su vida ejemplar y grandes milagros, levantó el espíritu religioso al más alto nivel espiritual.

En 1681 se comenzó la construcción de la nueva iglesia, que fue inaugurada en 1690. De esta época es el retablo del Altar mayor, de estilo plateresco, en el que fue colocado el cuadro "La venida  del Espíritu Santo" que en 1587 pintase el rafaelista Miguel Juan Porta.

En 1690 se convirtió en Colegio de Misioneros Apostólicos. En esta época se amplió el convento con un claustro renacentista y la plazoleta de entrada sombreada de cipreses.

En 1727 se construyó la ermita del huerto. En ese mismo año se donó al convento el lienzo de la Virgen de la Divina Gracia, del pintor italiano Pablo Mathei, que fue convertida en Patrona del Colegio de Misioneros. En 1749 se adquirió para el coro la famosa escultura del Cristo de Ignacio Vergara.

En 1811, en la invasión francesa, el mariscal Suchet ocupó el convento, convirtiéndolo en hospital. Los religiosos volvieron en 1813. En esta época se construyó el cementerio. Siguió una época difícil que vino a desembocar en la exclaustración y desamortización en agosto de 1835. Pero los religiosos no abandonaron Santo Espíritu. El convento fue entregado al Obispado de Valencia como casa de Ejercicios espirituales para el Clero y Colegio de Misioneros.

Con la restauración de la Comunidad, se reanudaron las tareas apostólicas y mejoras del edificio. Se creo el espacio destinado al noviciado y la biblioteca (1888). Se derribó la ermita del huerto y se construyó la actual, gótico florido, bajo la dirección del Hno Mateo Alemany, entonces novicio. Se renovó la fachada de la iglesia y se construyó el campanario.

La horda marxista, en julio del 1936, desvalijó el convento, convirtiéndolo en cuartel de milicianos y Hospital de Sangre. Siete religiosos de esta comunidad ofrecieron sus vidas por Cristo en la revolución.

El 3 de abril del 1939 se volvía a abrir este convento. En noviembre se pudo abrir el noviciado y tomaron el hábito los dos primeros novicios de la postguerra.

www.santoespiritu.org 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR